Rincones cotidianos

Cuando se acerca el fin de año, todos tendemos a echar la vista atrás y recordar que es lo que hemos hecho el año anterior y cuáles de los planes que nos habíamos propuesto se han conseguido. Es un momento de reflexión, que a veces casi sin darnos cuenta llevamos a cabo.

Es el momento también de mirar hacia delante, de ver lo que llevas, pero también lo que te queda por hacer, de hacer planes y proyectos que revisaras al año siguiente. Pues bien, en verano, tras las vacaciones o el descanso, se produce también un momento parecido, en el que echamos la vista atrás y vemos que es lo que nos ha deparado el curso anterior. Esto, quizá viene derivado del hecho que en la mayoría de los años de nuestra vida, nuestra infancia y luego nuestra adolescencia, el verano, era el momento de descanso en el que ordenábamos nuestras cosas para en septiembre comenzar el nuevo curso, que a las veces, hacia que pareciera que comenzaba el nuevo año.

De esta manera, también yo, tras haber descansado un poquito miro hacia delante y atrás viendo el camino que llevo recorrido pero también el que me queda por recorrer, y es quizá este segundo el más emocionante, el que aun no he descubierto.

Y haciendo planes y rebuscando en las “carpetas” de los meses anteriores, he encontrado algunas imágenes que sin ser las más importantes del curso pasado, me recuerdan algunos momentos que me gustaría compartir. Os muestro algunos lugares de la ciudad donde vivo, así como de alguna escapadita… Son momentos bastantes cotidianos pero entre los que se guarda algo de distinto, quizá es esa rutina la que los hace especiales.

PRIMAVERA

jaracandas-primavera

VERANO

sevilla-verano

monasterio-cartuja-sevilla

OTOÑO

pasear-sevilla

INVIERNO

sierra-cazorla

sierra-cazorla

Perdonad la calidad de las imágenes, pero están realizadas con el móvil 😉

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *